Bautismo

El nacimiento a la vida nueva en Cristo:
hijos de Dios y miembros de la Iglesia

El Bautismo es el sacramento por el que somos hechos hijos de Dios y miembros de su Iglesia. Recibimos con gozo a la familia que trae a su bebé para que forme parte, junto con ellos, de la gran familia cristiana. La parroquia es el lugar donde la familia cristiana ve nacer y madurar la fe y la vida espiritual de sus miembros.Preparamos este segundo nacimiento, por el agua y el Espíritu, con dos encuentros de los que se ocupan el equipo de formación prebautismal. Esta formación para padres y padrinos sirve también de acogida fraternal en el seno de la comunidad parroquial a la vez que espera ser el inicio de una formación cristiana más continuada en los distintos grupos de matrimonios que se reúnen semanal o quincenalmente en la parroquia.

Celebramos habitualmente los bautismos los sábados por la tarde a las 17:30 (Durante el mes de julio se celebran los sábados a las 18:30).

También recibimos con gran alegría a los niños más crecidos, jóvenes y adultos que quieren recibir el Santo Bautismo. Para ellos, y de forma personalizada, teniendo en cuenta sus distintas situaciones, establecemos una preparación o catecumenado según las disposiciones del Ritual de la Iniciación Cristiana de Adultos.
Menú