Normas de acceso al templo en beneficio de la seguridad de todos

Desde el lunes 18 de mayo se podrá asistir de nuevo a las celebraciones de la Eucaristía. Pero será ocupando sólo un tercio del aforo de la Parroquia.

Los horarios de las celebraciones de la Eucaristía serán los de siempre.

Las misas de diario serán a las 8 de la mañana y a las 7 de la tarde. Se seguirá retransmitiendo por el canal de youtube de la parroquia la misa de 7 de la tarde para que puedan asistir los mayores y enfermos.

El primer fin de semana de precepto en el que está prevista la apertura de los templos para las celebraciones dominicales, será el sábado 23 y el domingo 24, mientras no se modifique la previsión actual.

La normativa de reducir el aforo a un tercio, nos obligará los días de precepto a celebrar a la vez en el templo y la planta superior en las misas de sábado a las 19:00, y domingo a las 11:30 ,13:00 y 19:00. Para las demás misas, de domingo a las 9:30 y 20:00, tendremos una sola misa en el templo.

Os animamos a algunos fieles a desplazaros de vuestro horario habitual de misa para venir el sábado por la tarde para redistribuir el número de asistentes por misa y hacer más posible que no se quede nadie sin poder asistir.

Pedimos encarecidamente a todos los miembros de las familias que viven bajo el mismo techo, y vais a participar de las celebraciones dominicales que VENGÁIS JUNTOS e INGRESÉIS AL TEMPLO JUNTOS Y SALGÁIS DEL TEMPLO JUNTOS. Eso nos permitirá optimizar el aforo y ofrecer la posibilidad de participar a más fieles, cumpliendo con todas las condiciones de seguridad.

Igualmente, pedimos la máxima responsabilidad en abstenerse de la celebración ante síntomas febriles mientras no cedan y se haya comprobado mediante prueba médica el negativo en COVID.

Recordamos que como nos dijo el Sr Cardenal, “todos los fieles quedan dispensados del precepto dominical mientras dure la grave crisis del coronavirus” (Carta del Card Osoro del sábado 14 de marzo de 2020).

Especialmente se desaconseja la asistencia a los mayores y enfermos crónicos. Para ellos, os avisamos que seguiremos retransmitiendo la celebración de la eucaristía por Streaming desde el templo en las misas de 13 y de 19 horas.

Si mayores y enfermos que tienen movilidad, urgidos por la necesidad de acceder a los sacramentos, decididamente optasen por venir a la parroquia, dado que no tienen obligación del precepto dominical por decreto del Sr Cardenal, les instamos a venir de lunes a viernes, pues serán días con una concurrencia mucho menor. Así tendrán opción a participar de la Misa, comulgar y acercarse al sacramento del perdón minimizando los riesgos.

Para los que no os sea posible movilizaros, os recordamos que podéis solicitar la comunión eucarística en vuestra casa llamando al teléfono de la parroquia.

Os pedimos también un gesto de solidaridad con los más necesitados. Estamos casi desabastecidos de alimentos. Os animamos a realizar una ofrenda de alimentos no perecederos con ocasión de vuestra visita a la parroquia en estos días.

Para los que asistan a la celebración, será del todo necesario llegar un cuarto de hora antes del horario de la misa. A quien llegue a la hora o más tarde de la hora, no podremos garantizarle una plaza tanto por riesgo de saturación del aforo como por interrupción de la celebración.  

Para los que lleguéis un cuarto de hora antes, os informamos de que las plazas disponibles se ocuparán por orden de llegada, hasta que se completen todas las plazas disponibles. Una vez ocupadas todas las plazas, no habrá opción a entrar a la celebración pues se vulneraría la distancia de seguridad y redundaría en perjuicio de todos los asistentes.

En cada puerta de acceso a los espacios de celebración habrá un portero que regulará la entrada. Se deberán seguir con toda escrupulosidad sus indicaciones.

El uso de la mascarilla será obligatorio. Os pedimos encarecidamente que la traigáis desde casa. En caso de que no dispongáis de ella, os ofreceremos una de elaboración artesanal. No se permitirá el acceso al interior del templo sin mascarilla.

También os ofreceremos  gel virucida para que os higienicéis las manos antes de acceder a los espacios de celebración. El uso de guantes quedará a criterio de los asistentes. Pero el uso de gel será obligatorio antes de ingresar al interior del templo, bien sea el que traigáis vosotros o el que os proporcionemos nosotros.

Al entrar por los pasillos de acceso a los espacios de celebración, tendréis que respetar la distancia de seguridad que estará marcada en el suelo con una cinta adhesiva. No se podrá avanzar hasta que quede libre la cinta siguiente a la que cada uno está ocupando.

En el interior, un acomodador os asignará el lugar que deberéis ocupar. Debéis seguir en todo momento sus indicaciones.

La comunión eucarística se recibirá preferiblemente en la mano. El sacerdote mostrará la eucaristía para todos los fieles diciendo “el cuerpo de Cristo” y contestarán los fieles “amén”. Acto seguido, se distribuirá la comunión sin pronunciar palabra alguna ni el sacerdote ni el fiel. Tan sólo mostrando la eucaristía el sacerdote e inclinando el fiel la cabeza en señal de reverencia antes de recibirla.

La colecta se realizará al concluir la celebración. Podréis dejar vuestros donativos en las cestas que habrá en todas las puertas de acceso.

Concluida la celebración, cada asistente saldrá de nuevo al exterior del edificio por la puerta por la que entró y siguiendo el orden de desalojo que indicarán los acomodadores. Nadie se moverá de su banco hasta que le ofrezca el acomodador su turno para salir.

En el atrio por ahora no podremos tener nuestra habitual reunión social. Tendremos que salir directamente desde el templo hasta la vía pública.

Menú